James Taylor en Valencia

James Taylor en Valencia

Llegamos sobre las 19,40 al Jardín de Viveros de la capital valenciana, que habíamos estado recorriendo desde la sobremesa del día anterior. La cita estaba fijada desde hacía un par de meses para las 22,00 del sábado pasado y no quería perder la posibilidad de elegir un buen hueco por nada del mundo. Llevo escuchando a James Taylor desde hace unos 15 años y la posibilidad de verlo actuar en directo bien se merecía un par de horas de cola.

La primera sorpresa vino cuando encontramos que ya había una treintena de personas esperando. En general, James Taylor es poco conocido en España y pensaba que la afluencia iba a ser escasa. Sin embargo, la cola fue creciendo y, con ella, la representación de acentos presentes. Dominaban los de la comunidad andaluza y se escuchaban afirmaciones del pelo de “pues yo he hecho 600 km para llegar”. Incluso había algún osado que se había pasado la mañana haciendo guardia en el hotel del cantante para sacarse una foto a su lado.

Aunque la apertura de puertas estaba prevista para las 21,00, fue a las 20,30 cuando nos dejaron pasar al recinto. De forma casi inmediata, se llenó la cuarta parte del recinto. Tras presenciar carreras para ocupar los mejores puestos, todos nos sentamos en sillas de plástico colocadas al efecto. Elena y yo nos quedamos con las centrales de la 4ª fila, justo al lado del pasillo que dividía las hileras. Con un goteo constante, se completó el aforo, hasta alcanzar más de 1500 entradas, según informó al día siguiente la prensa local.

El recital comenzó con “Secret O’ Life”, interpretada por un Taylor visiblemente incómodo por tener que hablar en inglés ante un público extranjero. Su español no iba más allá de “hola, Valencia” y “gracias”. Sin embargo, la entrega de la audiencia, que constantemente le gritaba y piropeaba (“bravo, James, Spain loves you”, “James, you’re the best” o, más directamente, “James, guapo”) debieron hacer que se acomodara y directamente comenzó a gastar sus bromas. El momento más simpático fue cuando entre el público alguien pidió “Shower The People” y, ni corto ni perezoso, el de Boston respondió que sí, que ésa la iban a tocar, pero más tarde, después del descanso y, como prueba, mostró un enorme cartón que descansaba a sus pies en el que estaba escrito el programa del concierto.

Las versiones de sus dos últimos discos, “Covers” y “Other Covers” se fueron alternando con sus grandes éxitos con un público entregadísimo. A nuestro lado, un señor lloró en varias ocasiones a lágrima viva, las ovaciones al finalizar las canciones se sucedieron una tras otra… y así llegamos al descanso.

El descanso lo fue para la banda, para el pianista y para el coro, pero no para el cantante. James se quedó estrechando manos y firmando discos, entradas, programas, camisetas… ¡y hasta un iPhone blanco! El concierto no se reanudó hasta que no quedó nadie que quisiese una firma. Yo me traje la portada de “Covers” con un garabato que, a partir de ahora, se convertirá en un preciado tesoro.

La segunda parte fue la más emotiva, sonaron las canciones más conocidas y, entre ellas, no podía ser de otra forma, “You’ve Got A Friend”. Se trató del momento más entrañable de las casi 3 horas que duró el espectáculo. Casi todos los presentes susurramos a coro la letra, acompañando al artista, como si fuese un himno de hermandad o una declaración de propósitos. Verdaderamente emocionante.

Llegaron los bises. Cinco canciones de propina. Dos en una primera vuelta, otras dos en una tercera y, finalmente, acompañado sólo por el coro y su guitarra, “Close Your Eyes” cerró una velada que, para muchos, fue un sueño hecho realidad.

Algunas fotos más, como siempre, en Flickr.

Alberto Alvarez-Perea

4 Comments

  1. Marijelen
    Posted 28 de julio de 2009 at 7:29 am | Permalink

    Un gran concierto. Un grandísimo artista.

  2. Posted 2 de agosto de 2009 at 9:20 pm | Permalink

    Hola, me ha gustado mucho ver tu opinión aquí. Espero que no te importe pero he puesto un enlace en mi página web.Es una página de Carole King pero tengo secciones de otros favoritos, en concreto de James Taylor.Puees ver el link de tu blog en la sección de James Taylor en la que he hecho un especial con entrevistas, shows de radio, fotos y blogs y opiniones de fans sobre la estancia de Taylor en España. Échale un vistazo.
    Jose

  3. jose manuel
    Posted 5 de agosto de 2009 at 6:12 pm | Permalink

    He tenido la suerte de presenciar dos magnificos conciertos de James, en su estancia por la península Iberica, Madrid y Cascais ( Portugal),
    simplemente dos noches mágicas,sólo espero que no tarde de nuevo 17 años en visitarnos

  4. Gonzalo
    Posted 17 de agosto de 2009 at 10:14 pm | Permalink

    Despues de haber estado en el concierto de Valencia y Madrid, ya me puedo morir tranquilo, je je. Puede parecer excesivo pero unos de los acontecimientos más importantes de mi vida. Yo también tenia mis dudas en cuanto a la afluencia de publico, pero me alegró ver que todos se llenaron. Impresionante ver a toda una leyenda, arrodillado firmando y chocando manos durante 20 minutos. A mi me dio pena (tonto de mi) y por no molestarle me quede sin mi autógrafo (con la consiguiente bronca de mi mujer cuando volví a Madrid). Por cierto en la foto de la cola de entrada se ven dos de naranja, el de la derecha soy yo. y en la foto de Flickr donde estás con el pulgar levantado (supongo que eres tu) la nuca que toca el pulgar, es la mía.
    En el concierto de Madrid me contó un amigo que salió una hora y media antes a la entrada y se estuvo haciendo fotos con la gente. Todo un caballero, y lo que es más difícil, con los pies en el suelo.
    En definitiva conciertos para no olvidar, comprendo que hubiera gente con la lagrimilla. De no haber sido por que iba con mi cuñado, alguna me hubiera caído a mi tb.
    Incomprensible la repercusión escasa o nula que ha tenido en los medios, eso si, Madonna hasta en la sopa.
    Saludos

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*