Spotify

spotify

El otro día mantenía una discusión con un familiar en potencia que me argumentaba que con el P2P la industria del entretenimiento no tenía futuro y que él estaba intentando descargar tanto como podía antes de que se cerrara el grifo. Yo respondí con las ya usadas ideas de que lo que peligra actualmente es el vetusto modelo de negocio que tenemos actualmente y que a la industria no le va a quedar más que adaptarse a los tiempos si quiere seguir exprimiendo la vaca, que hay que ser creativo, que no se puede pretender cobrar por lo que se obtiene fácilmente gratis, que hay que ofrecer valores añadidos, ajustar márgenes de beneficios, etc.

Y mira tú por dónde, apenas una semana más tarde, descubro Spotify, un servicio de streaming a demanda, legal, que permite escuchar gratis o pagando para quitar la publicidad una enorme cantidad de discos del catálogo de las grandes discográficas y de otras tantas pequeñas.

La idea y la ejecución es verdaderamente asombrosa, basta con instalar un programa de sorprendente parecido a iTunes y a uno se le olvida que está escuchando la música desde Internet y no archivos locales. Con versión para Windows, Mac OS X y Linux (con Wine), sólo le falta un cliente móvil para convertirse en el servicio definitivo.

Además, se integra con el scrobbling de Last.fm y en su amplísimo catálogo se puede escuchar música de todas las épocas y de multitud de países, incluyendo España.

Para registrarte de forma gratuita, pide una invitación a un amigo o simplemente sigue este enlace.

Alberto Alvarez-Perea

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*