El mundo es más bonito

A veces, sólo a veces, ganan los buenos y en esos días, parece que otro mundo es posible, la ilusión de Dios se torna más real, más tangible. Que una madre pueda abrazar a sus hijos tras años de privaciones es una gran noticia. Sólo veo una nube en el horizonte: ¿seguirá el mundo interesado en la liberación de los rehenes de las FARC ahora que su cautiva más célebre ha escapado?

Alberto Alvarez-Perea

One Comment

  1. Posted 3 de julio de 2008 at 12:52 pm | Permalink

    Crucemos los dedos porque sí.

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*