Usar Firefox en el ordenador de la empresa

Firefox

Con la salida de Firefox 3 cada vez hay menos excusas para seguir usando Internet Explorer. Uno de los pocos motivos que pueden obligarnos a utilizar el navegador de Microsoft es que sea de uso corporativo, es decir, que sea el único instalado en los ordenadores de nuestra empresa. Sobre todo porque, habitualmente, nuestros terminales no tienen privilegios de administrador y no nos está permitido instalar nuevos programas.

Sin embargo, todo tiene solución en esta vida menos la muerte, y este problema no iba a ser menos. Se llama Firefox Portable y ya hablamos de él hace algunos años. En Portable Apps se dedican a hacernos la vida más fácil, adaptando multitud de programas de código libre para que podamos usarlo desde un pendrive, una tarjeta de memoria o… y aquí llega lo bueno: desde una carpeta cualquiera de nuestro ordenador sin necesidad de instalar nada.

Es decir, que lo que tenemos que hacer para usar Firefox en cualquier ordenador de nuestra empresa sin contar con privilegios de administrador es:

  1. Crear una carpeta que se llame «Firefox», por ejemplo, dentro de «Mis Documentos».
  2. Ejecutar el instalador de Firefox Portable y decirle que copie el contenido en la carpeta «Firefox» que hemos creado antes.
  3. Para lanzar el programa ya sólo tenemos que abrir el ejecutable «FirefoxPortable.exe»

Eso sí, el programa estará en inglés,  pero eso también tiene muy fácil solución. Para que esté en español sólo hay que:

  1. Instalar esta extensión siguiendo el procedimiento normal.
  2. Descargar el paquete es-ES.xpi. Y digo bien, descargar (botón secundario sobre el enlace, «Save link as») y luego abrirlo con la opción «Open file…» del menú «File». De otra forma, no funciona.
  3. Cerrar el navegador y entrar de nuevo.
  4. En el menú «Tools» elige la opción «Languages» y selecciona español.
  5. Cierra el navegador y, cuando vuelvas a abrirlo, ya estará en nuestro idioma.

La última traba que tenemos que sortear es la del proxy. Es lógico pensar que, si nuestra empresa nos ha puesto un ordenador con acceso a Internet a través de una red local y nos ha quitado los privilegios, nos haga navegar a través de un proxy. Bien, pues para esto hay dos opciones:

  • La fácil, que si funciona no nos complica más la vida:
    1.  Nos vamos al menú Herramientas, elegimos «Preferencias», el panel «Avanzado» y la pestaña «Red».
    2. Una vez allí, click sobre el botón «Configuración».
    3. Marcamos la opción «Autodetectar la configuración del proxy para esta red».
    4. Aceptamos todo e intentamos navegar.
  • Si la opción fácil no funciona, habrá que ir a la menos fácil, que es la que yo he tenido que usar en el hospital.
    1. Para eso, hay un programita llamado «Proxy Get Utility» que está aquí.
    2. Si lo abres, te dará la dirección de proxy y el puerto de conexión. Apunta esos datos.
    3. Volvemos al panel de antes (punto 2 del procedimiento fácil) y, esta vez, marcamos la opción «Configuración manual de proxy».
    4. En el campo «Proxy HTTP» introducimos la dirección que nos ha dado antes el programa y en «Puerto» lo que su propio nombre indica.
    5. Dejamos activada la opción «Usar el mismo proxy para todo»
    6. Aceptamos todo.

Siguiendo estos pasos, de una u otra forma debería funcionar. Además, puedes instalar en Firefox Portable el plugin de Flash sin problemas, con el diálogo del propio navegador y sin necesidad de tener ningún privilegio. Así que, si en tu ordenador no puedes ver videos de YouTube o hacer otras chorraditas, Firefox Portable es tu solución.

No hay ordenador del hospital que pase por mis manos en el que no instale Firefox Portable. Mi recomendación es que, una vez que hayas hecho una instalación completa en el primer ordenador, copies la carpeta «Firefox» que creamos al principio a un pendrive. Para luego instalarlo en otros terminales, te bastará con copiar y pegar esa carpeta en cada uno de ellos.

Alberto Alvarez-Perea

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*