Dumbledore sale del armario

Dumbledore sale del armario

En los últimos meses me he estado preguntando cómo harían J. K. Rowling y Warner Brothers para mantener el interés de los medios en Harry Potter, ahora que ya conocemos el final de la historia. Quedan por vender dos películas, un parque temático y, como mínimo, una obra enciclopédica sobre su mundo mágico… y ya sabemos que la fama es efímera a no ser que se alimente constantemente.

De todas las posibilidades, la última que se me hubiera ocurrido es la que eligió esta semana la autora en Nueva York. Según Rowling, el más famoso director de Hogwarts era homosexual y, si no lo había dicho hasta ahora, es porque no estaba segura de cómo se lo tomaría el público. Sin embargo, parece que no le quedó más remedio que revelarlo cuando un lector le preguntó en una conferencia si Dumbledore había amado a alguien, a lo que hubo de responder que el único que pudo conquistar el corazón del mentor de Harry Potter fue el mago oscuro Grindelwald.

¿Qué será lo próximo que se le ocurra a la hija de la Gran Bretaña? ¿Hasta dónde seguirá ampliando la historia de entrevista en entrevista? Hasta ahora, J. K. Rowling había sabido mantener un exquisito equilibrio entre protección de su obra y mercantilismo… hasta ahora.

Alberto Alvarez-Perea

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*