Umbral y la generación “eso”

Imagen de previsualización de YouTube

Mientras que los medios se centran, tras su fallecimiento, en exaltar lo buen escritor que era Francisco Umbral, yo prefiero quedarme con la anécdota que siempre lo definirá de cara a la generación ESO (video vía Guerra y Paz).

Lamentablemente, para buena parte de nuestra sociedad, Umbral siempre será el que quería hablar de su libro, como Fernando Fernán Gómez es un señor famoso por haber enviado a freír monas a un señor apocopado y, para los más cultos, Fernando Arrabal es un borrachín que no sabe pronunciar la palabra milerianismo, o mirenialismo, o como se diga. Por supuesto, la anécdota de Cela y la palangana ya sería pedir demasiado.

Alberto Alvarez-Perea

4 Comments

  1. Posted 29 de agosto de 2007 at 9:25 am | Permalink

    me encanta Arrabal; no he leído a Umbral porque me no me gusta; y Fernando Fernán Gómez, para mi generación ESO es El Abuelo de Garci o el de La Lengua de las Mariposas, que no está nada mal. A cada uno nos toca lo que nos toca. Ignorantes los ha habido en todas las generaciones.

  2. Posted 29 de agosto de 2007 at 10:23 am | Permalink

    Juanlu, para bien o para mal, los ignorantes siempre han abundado, son los cultos los que suelen suponer una excepción.

  3. Posted 30 de agosto de 2007 at 10:00 am | Permalink

    Juanlu ¿cómo puedes decir que no te gusta Umbral si tú mismo dices que no lo has leído?

    En todo caso, podrás decir que como personaje público era antipático, pero eso no significa que no fuese un gran escritor. Sin duda era uno de los dos o tres mejores escritores contemporáneos en lengua castellana.

  4. Posted 27 de mayo de 2015 at 1:07 am | Permalink

    Very soon this web site will be famous among all blogging and site-building users,
    due to it’s fastidious articles

One Trackback

  1. By El ciclo infinito del dinero | Entrando en mi mundo... on 8 de septiembre de 2008 at 2:44 am

    […] Es de la película “El concursante”. Muy recomendable y especialmente dedicado a la generación ESO y a los que nos han hipotecado la […]

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*