Las Brujas de Salem

Las Brujas de Salem

El miércoles estuve con los compañeros del hospital en el Teatro Español viendo la representación de “Las Brujas de Salem”, de Arthur Miller, que tienen en cartelera hasta el 15 de junio. Que la obra es genial, se daba por descontado, pero no me imaginaba que esta producción iba a ser tan buena: los escenarios, minimalistas, están muy conseguidos y los actores lo hacen estupendamente.

Aunque la atracción principal es la presencia de María Adánez en el papel protagonista, me gustaría hacer una mención especial de la labor de Sergi Mateu, que conoceréis como el primer director de Urgencias en Hospital Central. Aunque mi opinión acerca de su trabajo era hasta ahora un tanto negativa,el otro día cambió totalmente, y es que sin él la representación no sería ni la mitad de lo que es.

Por mi parte, se recomienda a todo el que pase por Madrid en estos días acudir al Teatro Español. El dinero no es problema, los precios varían entre 3 y 20 euros, y los martes y miércoles hay un 25% de descuento. ¿Quién dijo que el teatro era sólo para burgueses?

Alberto Alvarez-Perea

3 Comments

  1. Posted 30 de junio de 2007 at 2:25 am | Permalink

    Me lo apunto, Alberto. Déjame que te recomiende otra obra de teatro. Esta es una obra “menor”, pero genial. Terrorífica, divertida y con unos actores impresionantes. Se llama La mujer de negro y la representan en el teatro de la calle Barquillo cuyo nombre no recuerdo (Maravillas?)
    Tienes que verla. Abraazooos!

  2. Posted 30 de junio de 2007 at 4:27 pm | Permalink

    Gracias por la recomendación, Víctor. Acabo de mirar y he visto que la última función de La mujer de negro es mañana, así que me temo que, si no repiten, no voy a poder verla :(

  3. Kanoso
    Posted 1 de julio de 2007 at 5:48 pm | Permalink

    😕 No comprendo el comentario sobre la representación de “Las Brujas” en el Español. Yo vi una función en la que me quedé espantado por la baja calidad de los actores, el montaje absolutamente anticuado: Proctor me pareció rigido y sin el más mínimo matiz. Y no me meteré con el reverendo, absolutamente lamentable. Todos, excepto Carmen Bernardos, me parecieron fuera de lugar y falsos, engolados y teatreros, que no teatrales. Las brujas parecían alumnas de bachillerato en la función de fin de curso. De un teatro nacional habría que exigir un rigor especial. O yo soy muy exigente o el público se ha adocenado y traga con cualquier cosa que le metan con una publicidad obsesiva. De todas formas cuando veo una serie española y el éxito que tiene, a pesar de esa ausencia de talento, puedo entender que a algunos les pueda gustar una representación de medio pelo como la de “Las brujas”.
    ¡Que pena de teatro!

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*