Zapatero no convence

Zapatero y Milá 

O, al menos, a mí no me convence. "Tengo una pregunta para usted", este nuevo formato, novedoso en la política española, aunque no tanto en el resto del mundo, una oportunidad para que el presidente del Gobierno demostrase que sabe lo que quiere el pueblo y que está dispuesto a interesarse por aquello que ignora no ha pasado de ser un acto preelectoral.

Exceptuando las de integridad territorial y terrorismo, donde Zapatero ha sabido explicar una vez más aquello que la oposición se esfuerza en enmarañar, han sido dos horas y cuarenta y dos preguntas en las que el presidente ha ignorado las cuestiones, se ha fijado sólo en el tema que tocaban y ha respondido con fórmulas preparadas para cada asunto, repasando los logros del gabinete actual, al más puro estilo de mitin de campaña.

Ya hace un tiempo que vengo diciendo que la principal prioridad del PSOE de aquí al año que viene sería la de intentar hacer un lavado de cara que procurase apartar del punto de mira de la opinión pública la lucha antiterrorista. Supongo que esta comparecencia está enmarcada dentro de este esfuerzo y me temo que mal empezamos, esperemos que el nivel de toda la estrategia no sea el que hemos presenciado esta noche, porque sólo unos contrincantes tan desastrosos como los que acosan al Gobierno actual serían capaces de conseguir que el Partido Socialista repitiese o mejorase los resultados de 2004.

Alberto Alvarez-Perea 

5 Comments

  1. Posted 28 de marzo de 2007 at 12:16 pm | Permalink

    Se soltó a mitad de la entrevista. Tengo ganas de ver a Rajoy y de que éste, por fin, acepte un debate cara a cara. Alucinante!!.

  2. Posted 28 de marzo de 2007 at 12:21 pm | Permalink

    No sé, no sé, a mí no me gustó un pelo. Lo vi muy bajo par… y mira que Zapatero no me parece un mal político.

  3. Posted 28 de marzo de 2007 at 1:01 pm | Permalink

    Aunque en el resto de los temas suelo estar de acuerdo contigo, en los asuntos políticos normalmente suelo discrepar de tus opiniones. Es normal y sano.

    Sin embargo, me alegra leerte comentarios como el de hoy porque demuestra que una cosa es pensar de una determinada manera y otra no ser capaz de reconocer los errores.

    Un abrazo muy fuerte Alberto

  4. Posted 28 de marzo de 2007 at 4:40 pm | Permalink

    Pues sí, es sano, ya lo dijo el propio Zapatero ayer :) Yo creo que en política no se puede ser hincha, fan ni nada por el estilo, dejemos eso para el fútbol y la música. Aquí lo que nos interesa es que nos gobiernen bien y que lo haga aquel que esté más preparado y se lo merezca.

  5. rocio
    Posted 31 de marzo de 2007 at 6:38 am | Permalink

    pues a mi me parece que, excepto por el precio del café, que a lo mejor se confundió con el precio de las máquinas de café (o véase cámera café :lol:), de momento es de lo mejorcito que hay en el panorama político español, porque la supuesta oposición… es de vergüenza hasta donde están llegando. Esperemos que al señor Rajoy su turno de lavado de cara sirva también para disculparse con TODOS los votantes, ya que su comportamiento y el de su partido ha dejado mucho que desear. Parece mentira que dejemos nuestras vidas en manos de niños de patio de colegio en medio de una pataleta! y va para TODOS los partidos políticos. Esperemos que recapaciten, se disculpen, se den la manita y aprendan a jugar juntos por nuestro bien, porque… no hay profesores para vigilar el patio! 😥

One Trackback

  1. […] Zapatero no convenció a mucha gente en el programa tengo una pregunta para usted: preguntas concretas, respuestas generales. En estos encuentros, más allá de decir la verdad – que siempre tiene que estar en boca de uno – hay que seducir, mirar a los ojos y no soltar las respuestas que preparan sesudos expertos en las distintas materias, pero que olvidan algo fundamental: comunicar. Las respuestas fueron demasiado largas, tanto que Lorenzo Milá le tuvo que pedir en varias ocasiones que ciñera sus respuestas, llegando a decirle: “si no me hace caso a mi ¿qué credibilidad va a tener ante los 100 ciudadanos?” Para próximos programas, los preguntantes tienen que concretar mucho sus intervenciones. Le daría agilidad a un programa que sino resulta algo soporífero – cuando le toque a Rajoy me voy a poner el pijama, porque seguro que me quedo dormido. En noches como las de ayer se echa de menos, al menos comunicativamente, a Felipe González. Pero ya saben: desde la barrera, todo se ve muy fácil. Este tipo de programas son los que demanda la gente en la televisión pública. La audiencia lo demuestra: un 30 % de cuota de pantalla, casi 6 millones de espectadores. El presidente ganó a Los Serrano y al Doctor House. Un resumen del programa en la hora crítica. La viñeta de JRMora, el café de ZP (por cierto, yo sé de un sitio donde ponen el café a 15 céntimos, pero ni bajo tortura diré dónde…). […]

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*