Cita: Ellas

Tú no conoces a las mujeres. Si les gustas, puedes mearte en su fregadero si quieres. Si no les gustas te mandarán a la mierda aunque las conviertas en la reina de Inglaterra.

Pippi de Lena.
El Último Don, Mario Puzo.

6 Comments

  1. Irene
    Posted 1 de octubre de 2006 at 11:27 am | Permalink

    Pues, desgraciadamente, creo que es cierto. Hombre y lo de mandaros a la mierda, dicho así, suena bastante fuerte. Pero vamos, que en el fondo supongo que es así. ¿A vosotros no os pasa?. Quiero decir, que debe ser igual. Si no os gusta una chica por más encantadora que pueda ser y por mucho que os quiera la “mandais a la mierda” igualmente por otra que, en ese momento, os llame más ¿no?.

    No sé, me parece “injusto” que siempre seamos nosotras las “malas” de las películas, sobre todo, cuando creo que vosotros hacéis lo mismo…

    Ea, pa que no me eches de menos :mrgreen:. Ya me tienes por aquí de nuevo (comentando, me refiero, realmente nunca me he ido de aquí ;)). Un besito.

  2. Posted 1 de octubre de 2006 at 9:23 pm | Permalink

    Pues yo, sinceramente, no estoy de acuerdo xD
    No permito que nadie “se mee en mi fregadero” por mucho que me guste ese alguien. De hecho ése sería un buen motivo para dejar de gustarme. Sobre lo de aceptar a todo el que me adore, hombre, pues tampoco. Los extremos son extremos…
    Por curiosidad, ¿has puesto la frase porque crees que es así o porque te ha hecho gracia?
    Saludines 😉

  3. Posted 1 de octubre de 2006 at 9:28 pm | Permalink

    Las generalizaciones siempre son injustas. No me gusta que me digan que los hombres somos de tal forma o de tal otra, así que suelo abstenerme de hacer este tipo de afirmaciones. Lo he puesto porque me ha hecho gracia, pero creo que Irene tiene razón. Todos somos un poco como dice la frase. Podemos tener muchas tragaderas cuando nos gusta alguien, pero como no sea así… no hay forma de que nos entre por los ojos, aunque nos quiera con locura.

  4. Posted 2 de octubre de 2006 at 12:50 pm | Permalink

    Revvan, seguro que no piensa así. Cuando lees estas novelas de mafiosos, flipas con lo sentenciosos que son. En serio, merecen un montón la pena. 😉

  5. Posted 2 de octubre de 2006 at 9:11 pm | Permalink

    Pues sí, Rosa, son buenísimas estas novelas. ¡Me habéis picado!

  6. Posted 3 de octubre de 2006 at 12:57 pm | Permalink

    Pues al final tendré que leer a este buen hombre… Y tienes razón, Rosa, las historias de mafiosos son un poco bestias en sus afirmaciones, solo hay que ver Los Soprano…

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*