Ground Control to Major Tom

David Bowie, Space Oddity 

Space Oddity es la canción más conocida de David Bowie, y el primer gran éxito del camaleónico cantante británico. Sus referencias en la cultura popular son incontables, tanto en series (Friends, Los Simpson), como en otros músicos (Rocket Man de Elton John, Lady Blue de Bunbury) e incluso en la industria aeronaútica (fue la banda sonora del alunizaje del Apollo XI en la BBC y forma parte del repertorio que se pone en la SpaceShipOne). Sin embargo, ya no me sorprendo cuando veo que los que me rodean ignoran esta composición completamente, no sólo al nombrarla, sino también al oírla.

Probablemente inspirada por 2001: Una Odisea en el Espacio, apareció en el mercado inglés en 1969 para que coincidiese con la llegada del hombre a la luna, aunque su mensaje es un tanto controvertido. Algunos defienden que Space Oddity habla del afán autodestructor del ser humano, otros quieren ver un "mal viaje", un reflejo de la batalla con las drogas que libraba Bowie, un homenaje a una antigua novia, o simplemente un sinsentido al servicio de la belleza del lenguaje. Sea lo que sea, la historia del astronauta Major Tom que, tras un paseo espacial, se pierde en la inmensidad del firmamento ante la impotencia del control de tierra, Ground Control, no suele dejar a nadie indiferente, como suele ocurrir con cualquier trabajo de David Bowie. O te gusta, o la detestas: 

Imagen de previsualización de YouTube 

Yo debo la alegría de haber disfrutado esta canción por primera vez a la amistad que mantuve hace ya algún tiempo con la aún desconocida Espido Freire. Ella, una de las chicas más sensibles que he conocido, sentía casi devoción por el cantante de la heterocromía de iris y hacía continuas referencias a Space Oddity, tanto que terminé haciendo uso del malogrado Napster para descubrir una canción que se convirtió instantáneamente en una de mis favoritas.

Though Im past one hundred thousand miles,
I’m feeling very still,
And I think my spaceship knows which way to go.
Tell me wife I love her very much, she knows.

Con el tiempo, descubrí que la historia de Major Tom no acababa con su pérdida por el espacio al final del famoso single de Bowie, sino que el mismo cantante supo devolverle la vida en 1980 con una nueva composición titulada Ashes to Ashes, en la que el control de tierra recibe al cabo del tiempo un nuevo mensaje del astronauta. "Estoy feliz, espero que vosotros también".

Imagen de previsualización de YouTube 

Aunque en esta nueva canción Bowie insiste en la fórmula de mensajes ocultos y reflexiones varias, no llega a alcanzar la belleza poética ni musical de la composición original. Llegó más alto en las listas de éxitos que Space Oddity, pero en mi opinión se debió más a razones de mercadotecnia que a la valía de las canciones.

Pero una vez más, en 1995, David volvió al tema con su disco Outside, donde la pista Hallo Spaceboy contenía referencias claras a su primer éxito, aunque no llegase a ahondar en la historia de Major Tom. El álbum fue el testigo de una de las múltiples reinvenciones de David Bowie, por lo que el estilo musical no tiene nada que ver con Space Oddity. Podéis comprobarlo en este remix que realizó con Pet Shop Boys:

Imagen de previsualización de YouTube 

Espero que este rollo que he metido haya servido para que la próxima vez que veáis a Chandler diciendo "Ground Control to Major Tom" frente a una cámara de video sepáis entender un poquito más la broma y, de paso, para que apreciéis al Rey de los Goblins. 

Más información en la Wikipedia inglesa

Alberto Alvarez-Perea

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*