El Padrino

The Godfather: The Wallpaper

Acabo de terminar la tercera parte de El Padrino, la famosa trilogía de Francis Ford Coppola. No sé exactamente por qué, pero no me atrajo hasta hace relativamente poco, y como la oferta que vi el otro día en Carrefour era irrechazable (24 € la trilogía básica), ya no había motivo para no hacerse con las películas.

Siempre había escuchado que la primera y la segunda películas eran buenísimas, y así lo corroboro, pero que la tercera era nefasta. Sin embargo, yo he disfrutado enormemente de cada uno de los filmes, de hecho el final de la última parte me ha dejado anímicamente destrozado, con una angustia terrible. Pocas veces, me he sentido tan identificado con el dolor de un personaje cinematográfico. ¿Me estará afectando ya el síndrome preMIR?

Venga, ahora os pido vuestra opinión: ¿habéis leído el libro que sacó hace un año Mark Winegardner? ¿Merece la pena?

IMDb: The Godfather (1972), The Godfather: Part II (1974) y The Godfather: Part III (1990) 

Bonus: Me he hecho este papel tapiz en un momento, si alguien gusta… Espero que a la que hasta ahora era inquilina de mi escritorio no le importe ser reemplazada temporalmente.

Alberto Alvarez-Perea 

6 Comments

  1. Posted 27 de julio de 2006 at 11:40 am | Permalink

    Disfrutarás muchísimo más leyendo el libro, es una pasada. Lástima que Puzo no fuera capaz de hacer nada más que mereciera la pena. A mi la tercera parte es la que más me gusta, la verdad. Me parece de las pocas sagas de las que no se puede decir que las secuelas son peores que la primera parte.

  2. Eugenio
    Posted 27 de julio de 2006 at 12:11 pm | Permalink

    Hola

    Por partes:
    El libro lo leí hace años (antes de ver la pelicula) y no me dijo gran cosa. de hecho creo que es mas bien mediocre.

    Las pelis son otra cosa.
    Comparto que la primera es grandiosa.
    La segunda tiene el mejor final, no de los padrinos, sino de la historia del cine. La primera vez que la vi, fue en video, y al llegar a los creditos, rebobiné la última 1/2 hora porque no podía creerme lo que había visto.
    La tercera, para mi, desmerece y mucho. Todo el inicio y parte central no están a la altura (era dificil) y aún considerandola una buena peli, no me creo a Andy García como nuevo padrino.
    Eso sí, la última hora más o menos (una noche en la opera), hace que te olvides de los herrores y de casi todo. Está casi a la altura de la segunda, y, es cierto, el dolor que se siente es físico.

    Si en tu ciudad hay filmoteca, buscalas en pantalla grande. Es mejor todavía…

    Eugeni

  3. Posted 27 de julio de 2006 at 5:46 pm | Permalink

    A mí la tercera parte me parece buenísima, quizá no a la altura de las otras 2, pero claro, es dificil llegar a esas cotas… En cualquier caso, no creo que los que te decían que era nefasta fueran grandes admiradores de la saga, ya que es un complemento ideal para la historia…

    En cuanto al papel tapíz, me lo he descargado aunque no lo he puesto, pero no descarto hacerlo, quizá sea el próximo…

  4. Josantonio
    Posted 28 de julio de 2006 at 3:27 am | Permalink

    Me parecen las tres en conjunto de las mejores cosas que ha dado el cine, aunque, por supuesto para darles la matrícula de honor debe ser con el montaje cronológico que hizo Coppola y que se pasó como serie en Tele 5 en sus primeras semanas de existencia y que luego se vendió en vídeo.
    De esta versión es impresionante aquella escena en la que Don Corleone va al hospital a ver a su viejo conseggiere moribundo, antes de que Tom Hagen le sustituya y le dice: “Padrino: quédese conmigo y así la muerte no vendrá…”

    Josantonio

  5. Posted 31 de julio de 2006 at 2:09 am | Permalink

    Soy fanática de la saga. Ese libro no lo he leído, pero sí lo tengo comprado. El que me estoy leyendo es uno de este autor en el que te cuentan qué ocurre con la vida de Mickey hasta la muerte de su padre.

  6. Posted 31 de julio de 2006 at 2:10 am | Permalink

    Me confundí, quise decir tras la muerte de su padre.

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*