V de Vendetta

V de Vendetta 

Ya hace unas semanas que vi en el cine la nueva película de los Wachowski. Me resistí a hacerlo, no me gusta ver una adaptación sin haber leído la fuente de la que bebe, pero finalmente no pude evitarlo. A la postre, he de reconocer que me alegro de haber sucumbido a la tentación. Y es que, aunque el filme es una buena obra, palidece al enfrentarse al cómic, así que alterando el orden cronológico he podido, por turnos, disfrutar de una estupenda película y de un fenomenal tebeo.

La historia, aunque con gran diferencia de matices y de subtramas, es respetada, en términos generales, por los cineastas norteamericanos. V es un vengador enmascarado que lucha contra el sistema ingenuamente fascista que domina Inglaterra. La motivación del héroe es lo que más varía entre ambos soportes. Así, mientras que Alan Moore y David Lloyd se centran más en el pueblo, en su fijación por la anarquía y por devolver el poder a los ingleses, en Hollywood nos cuentan una historia más en la línea del Conde de Montecristo, en la que son las pasiones (venganza y amor) las que mandan y el vulgo sólo un beneficiario de la vendetta del protagonista.

También es de destacar los significativos cambios que se producen en Evey, trasladada a la gran pantalla en el cuerpo de Natalie Portman. Mientras que en la obra literaria, Evey es una chica torturada por sí misma y por el mundo, una auténtica víctima del sistema, los Wachowsky relajan mucho la historia personal de la chica, con lo que su papel se hace un tanto confuso. Secuencias como la tortura a la que V somete a su compañera o elementos como el enamoramiento del antihéroe pierden sentido en la versión en celuloide. De hecho, el personaje de Portman parece más una niña caprichosa, que la mujer atormentada que dibujaron Moore y Lloyd.

Pero, aunque también se ve muy suavizada por la industria cinematográfica, el elemento realmente importante de "V de Vendetta" es el mensaje político que transmite. El peligro del miedo y su aprovechamiento por los gurús, las tiranías de la mayoría y cómo un pueblo puede verse arrastrado por sí mismo al autoritarismo más recalcitrante mediante la cesión voluntaria de derechos. Es, a todas vistas, un tema de actualidad en este mundo cada vez más polarizado y en manos de personas que se creen con el derecho a todo, so pretexto de garantizar la seguridad de sus conciudadanos.

Del tebeo, me gustaría destacar también la estupendamente desarrollada intriga de los Heyer para hacerse con el poder, la personalidad del líder, un elemento fascinante que apenas es trasladado al cine. Pero sobre todo al  detective Finn, que ya cae bien en la pantalla, pero que cautiva en su concepción original. Y todo ello dibujado por la manod de David Lloyd, un autor prácticamente desconocido para el que escribe, pero al que intentaré seguirle la pista.

En cuanto al filme, hay dos escenas en las que supera ampliamente al cómic. La primera es la voladura del palacio de justicia, y la segunda la escena final en la que miles de personas, con la máscara de V, toman el poder frente a las armas del ejército. También es obligatorio destacar al propio V, quien en mi opinión adquiere mayor profundidad y levanta más simpatías que su contrapartida de papel.

Así pues, "V de Vendetta", una gran película y una aún mejor novela gráfica que recomiendo a todo el que quiera leerme. 

IMDb: V for Vendetta (2005)
guiadelcomic.com: V de Vendetta

Alberto Alvarez-Perea 

3 Comments

  1. efsf
    Posted 26 de septiembre de 2006 at 8:57 pm | Permalink

    😕 :) 😯 😯 😈 😈 😐 :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen: ❓ 😐 :mrgreen: :mrgreen: 😐 😐 😐 😈 😯 😳 😉 👿 👿 😀 😀 😳 💡 😛 😛 😉 :roll: 😮 😆 😆 😡 😡 :( :( ❗ ❗ 8) 😕 😯 😐 :mrgreen: ❓ 😐 😈

  2. efsf
    Posted 26 de septiembre de 2006 at 8:58 pm | Permalink

    😕 😕 😕 😕 😕 😕 😕 😕 😕 😕 😕 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯 😯

  3. mr.az
    Posted 2 de abril de 2008 at 4:32 am | Permalink

    tenes toda la razon

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*