Lonely Planet Andalucí­a

Andalucía 

Respondo con este post al llamamiento de David de Ugarte acerca de los "piropos" que dedican a nuestra tierra las guías Lonely Planet. Según la web de viajes más leída de Internet, Andalucía es una región apenas europea, tercermundista y que se alimenta de casquería:

Debido a sus raíces islámicas y a una historia marcada por una pobreza tenaz, Andalucía puede considerarse una de las regiones menos europeas de Europa Occidental.

Constituye la cuna del flamenco, la fiesta y las sangrientas corridas de toros. En estas tierras resulta factible disfrutar de fiestas, ir de excursión, tomar el sol o contemplar los paisajes.

Andalucía está recortada en forma de una salchicha horizontal al pie de la Península. La relativa ausencia de industrias y un sistema agrícola arcaico han liberado relativamente de contaminación a la comunidad.

La cocina andaluza, rústica y sencilla… La típicas tapas andaluzas se componen de menudos como sesos, callos, riñones y criadillas.

Mediante un aberrante uso del castellano, esta traducción de las guías anglófonas da al hipotético visitante una imagen retrógrada y altamente tópica de una Andalucía que no existe, pero que aun anida en el subconsciente colectivo, como demostró Dan Brown recientemente.

El problema, si se me permite una vez más, radica muchas veces en nosotros mismos. Ya lo decía el otro día hablando de Supersol, y hace no mucho se comentaba a raíz de un ofensivo anuncio de la etb, protagonizado por un gaditano. Somos muchos los andaluces que luchamos por derribar ese estereotipo que nos lastra, pero la batalla es larga y un paso atrás puede demoronar toda la ofensiva.

Es por ello que, en la línea de David, os animo a todos los que vivíis, amáis o, simplemente, conocéis Andalucía a participar en un Google Bomb en favor de la frase "Lonely Planet Andalucía". Escribamos todos algún post con ese título, de forma que cada vez que alguien teclee esa cadena en Google aparezca informacion cuestionando la información proporcionada por la guía. Pongamos todos nuestro granito de arena. Y, mientras tanto, menea el post de David.

Alberto Alvarez-Perea 

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*