La endogamia, una vez más

Cortesía de Blogapart.info 

Juan Luis Polo siempre dice en los Beers And Blogs madrileños que si hay una palabra que defina a los blogs, ésta es "endogamia". Y, desde mi humilde punto de vista, creo que no le falta razón. El hecho de comenzar a escribir para que lo lea el mundo supone que el blogger tiene, aparte de una más o menos fuerte inquietud intelectual, cierto grado de egolatría que le hace creer, en muchos casos de forma acertada, que su opinión y su labor es interesante para el resto del mundo.

Ese hecho, discutible como todo, no hace sino favorecer la doble vertiente del término endogamia. Por un lado, a los que publicamos nuestras bitácoras nos encanta hablar de la blogosfera de las narices. Al blogger le gusta hablar de blogs, como al pescador de frutos marinos. Pero desde mi punto de vista, eso no queda ahí. Cuando hablo de endogamia no me quedo en que hablemos sólo de nosotros, sino también entre nosotros. 

Y digo esto a raíz de la interesante anotación que escribe Sara acerca de la progresiva impenetrabilidad de la blogosfera. No digo que esté totalmente en lo cierto, ya que tengo que estar de acuerdo, también parcialmente, con la respuesta de Manuel Almeida. Pero es que, como acertadamente señala IHQ, el propio término blogosfera ya implica que estamos hablando de un ámbito cerrado.

Y el problema no es que no se permita la creación de más bitácoras, sino más bien que los enlaces, el vehículo esencial para que otros puedan llegar a ti, en muchas ocasiones se encuentra monopolizado por unos cuantos, que sólo los usan entre sí y, por lo tanto, dificultan mucho la incorporación de nuevas bitácoras a los niveles de "mayor audiencia". Llegando, incluso, a hacer uso de esa posición, que a algunos sólo les ha dado el tiempo, y no la calidad, para atacar a aquellos que profieren la menor crítica contra ellos.

No me considero un blog veterano, y mucho menos de la élite (ni por tráfico, ni por comentarios, ni por prestigio) pero tampoco soy ya un novato. Llevo casi dos años en la blogosfera y diez como webmaster, así que no se me podrá ocusar de "juventud" si yo me sumo a la visión de Sara.

Alberto Alvarez-Perea 

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*