Oswald vuelve a casa

Mickey y Oswald en la actualidad

Si hay una cita célebre de Walt Disney es la siguiente:

Sólo espero que no se pierda de vista un detalle: que todo comenzó con un ratón.

Pero desde hace unos días, Mickey Mouse ha perdido el privilegio de ser el abuelo de la factoría de animación. Y es que el conejo pródigo ha vuelto. Oswald, el conejo de la suerte era hasta el pasado día 10 la única creación del artista de Chicago que no estaba en poder de su imperio: The Walt Disney Company.

Mickey y Oswald en otros tiempos

La recuperación de este personaje, completamente olvidado en todo el mundo, a excepción de Japón, donde su merchandising goza de excelente salud, era una de las prioridades de Bob Iger, desde su llegada al sillón de CEO. Y no ha dudado a la hora de usar todos los recursos a su alcance para controlar de nuevo al primer personaje de Disney.

La carambola es digna de alabar: el periodista deportivo Al Michaels, de ESPN y ABC (cadenas propiedad de Disney), se va a la NBC junto a su compañero John Madden. A cambio, Disney obtiene derechos sobre varias retransmisiones, imágenes exclusivas de las Olimpiadas y una opción de compra sobre los derechos de Oswald, como si tal cosa.

El conejo, cuyo parecido con Mickey era, y sigue siendo, evidente, fue creado por Walt Disney y Ub Iwerks en 1927 para los Estudios Universal bajo la dirección de Charles Mintz. Ante el éxito que tuvo el personaje, Disney pidió un aumento de presupuestos, pero sólo obtuvo el finiquito y la comunicación de que la Universal poseía todos los derechos sobre Oswald. En el tren que le llevó de Nueva York a Los Ángeles, Walt decidió no volver a depender de nadie y creó al ratón Mortimer, una variante de Oswald, cuyo nombre cambió al de Mickey Mouse por sugerencia de su mujer.

Así, mientras que Walter Lantz, creador del Pájaro Loco, tomaba las riendas del ya célebre conejo, llegando a producir 140 cortos, su padre revolucionaba la industria de la mano de Mickey y su sincronización de sonido. En 1943 apareció la última producción protagonizada por Oswald y en 1951 realizó su último cameo. Mickey se convirtió en un símbolo gel siglo XX.

La historia ha hecho que, después de casi 70 años de su alumbramiento, el primer hijo de Walt Disney vuelva a la familia. Los aficionados podemos frotarnos las manos ante la avalancha de material, clásico y nuevo, que se avecina. Ya se especula sobre un posible encuentro del ratón y el conejo, o de series para el canal Toon Disney. Por su parte, Bob Iger da un paso más para grangearse la confianza del público y resolver la situación en la que Michael Eisner había dejado la empresa.

Alberto Alvarez-Perea

2 Comments

  1. Posted 17 de febrero de 2006 at 10:12 am | Permalink

    Te prometo que había curado de mi adicción a completar colecciones pero después de leer tu post… ¡Bingooo! Ya tengo escusa para re-engancharme al vicio 😀 Asias Alber!

  2. Posted 18 de febrero de 2006 at 8:19 am | Permalink

    Bueno, preparémonos para tenerlo en el Burguer con mil promos, lo que tendrán que hacer es una modernización porque tiene líneas antiguas.