Franco

Un duro y una peseta rubia

Yo no conocí el régimen de Franco. Soy hijo de la democracia, nací tres meses después del golpe de Tejero, por lo que según los historiadores, conocí una España que ya había terminado su transición política. Mi primer presidente fue Felipe González y, durante un tiempo, para mí Adolfo Suárez sólo era el presidente del CDS, un partido que pintaba más bien poco.

Pero mi marco temporal aún me dejó vivir el cambio y el regimen anterior. Franco seguía estando en la vida cotidiana a través de muchos símbolos: recuerdo pintadas, ya inexistentes, con el yugo y las flechas, los nombres de las calles, frases de los mayores del tipo "con Franco no pasaba esto", y ¿por qué no decirlo? esa cancioncilla que los niños coreaban en los colegios sobre la relación entre los blancos glúteos de Franco y cierto detergente. Pero donde permanecía inmutable, desde donde nos miraba a todos con su actitud severa era desde las monedas. Al principio, Franco era para mí el hombre serio de las monedas.

Me hacía gracia lo de "Caudillo de España por la G. de Dios", y me llamaba mucho la atención que las monedas del Rey fueran idénticas a las de Franco, a excepción de la cara y la gracia divina. Lo cierto es que, comparándolas, los duros o los cinco duros de Franco eran mucho más atractivos que sus encarnaciones democráticas. En el anverso una cabeza redonda quedaba mejor que esa larguirucha que pretendía ser Juan Carlos I.  Por otra parte, en el reverso, un balón de fútbol y una red (en honor a España’82), no podían competir con un águila imperial en perspectiva surcando los aires en picado. Para la imaginación de un niño, o al menos de este niño, el ave daba mucho más juego.

Por otro lado, por aquel entonces, y hasta que salieron las primeras monedas de 200 pesetas, la efigie del Rey era siempre la misma, y la de Franco variaba. En unas monedas salía sereno y rechoncho, y en otras tenía una cara bastante más demacrada y con un rictus un tanto doloroso. Ese cambio, inexplicable al principio, daría lugar a muchas reflexiones sobre el inevitable envejecimiento y sobre la fuerza del tiempo, de la que nadie puede escapar.

Con los años, mi fascinación por la guerra civil y la dictadura me han llevado a leer mucho sobre la figura de Franco, creo que incluso he logrado entender, nunca aceptar, algunas de sus acciones. Lo que nunca he podido comprender es cómo tantas personas lo aceptaron y ensalzaron como líder. ¿Sería que adivinaron lo bien que quedaría en las monedas?

Por cierto, una duda que he tenido siempre es si hay algún significado en que Franco mire en las monedas a la derecha y Juan Carlos I a la izquierda. No me quejo, en su momento me venía muy bien para poder jugar, pero eso no quita la curiosidad.

Alberto Alvarez-Perea 

7 Comments

  1. Pedro J.
    Posted 5 de julio de 2006 at 8:04 pm | Permalink

    Es lamentable que se siga hablando de Franco, salvo que se haga en clases de historia (negra, por cierto). El simple recuerdo del déspota ése dan ganas de vomitar, y sigue siendo lamentable que en pleno siglo XXI todavía haya imbéciles que digan que “con Franco se vivía mejor”. ¿Se referirán al Franco Francés, que equivalía a 14 pesetas? Por el bien de la humanidad, espero que no aparezca nadie como el enano gallego. Salud.

  2. Posted 21 de marzo de 2007 at 6:37 pm | Permalink

    en primer lugar,franco forma parte del pasado,un pasado en el que nadie dio la cara como el por españa,caudillo y padre de todos.para mi fue un heroe,es un heroe,y sera un heroe.españa se comvirtio en fuerza y orgullo para todos los españoles…por que ahi estubo un caudillo..ahi estubo franco.

  3. Posted 21 de marzo de 2007 at 7:30 pm | Permalink

    Samanta, tu ortografía pone tu opinión en su sitio :)

  4. Manuel
    Posted 21 de septiembre de 2007 at 6:15 pm | Permalink

    Sra. o Srta. Samanta:
    1º) De acuerdo con Alberto.
    2º)Será su padre (Que suerte tiene Ud.) pero procure que no se entere el que la ha criado.
    3º)No sé, ni me interesa su rango social,pero le pido abra mas libros.
    4º)Usurpó por las armas la soberania al pueblo y a partir de ahi si lee se enterará mejor.

  5. Iván
    Posted 21 de noviembre de 2007 at 4:20 pm | Permalink

    Mirar,os voy a explicar un par de cosas.En primer lugar estoy de acuerdo en todo y más con Samanta, y segundo, a los que decis que franco fue un asesino….. pues mirad.¿Me podeis decir el lugar que ocupaba España en la época de Franco como potencia mundial?….ya os lo digo yo,eramos la 3ª potencia mundial.y asi más cosas…
    Los que teneis que leer un poco y enteraros soys vosotros asi que……un poco de respeto.

    P: Viva José Antonio Primo de Rivera!!!

    ARRIBA ESPAÑA!!

  6. Posted 23 de noviembre de 2007 at 1:08 pm | Permalink

    Iván: te aplico la respuesta de Samanta.

  7. pep
    Posted 6 de mayo de 2008 at 10:56 pm | Permalink

    Mirad, Franco forma parte de las ansias imperiales que acechan a ciertos españoles, como Fernando de Aragón, FelipeII, … , esa necesidad de dar golpes de estado o pronunciamientos que a buen seguro volverán porque esas ansias sólo acechan a los que tienen la capacidad de hacerlo.

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*