Las mejores obras de la historia de los cómics: Presentación

comics_josantonio_1_thumb.jpg
Diapositiva 1: El Capitán Trueno (Pulgarcito nº 1388, 9 de diciembre de 1957)

Presentación

Hace muchos años ya, se me propuso dar una conferencia en las III Jornadas del Cómic en Córdoba y mi propuesta fue hacer un recorrido por las mejores páginas de la historia del medio y por ello titulé aquel trabajo como “Las cuarenta mejores páginas de la historia de los cómics”. En aquel momento, hablo de 1988, el contenido de lo que elaboré se extendía desde las primeras manifestaciones de los cómics norteamericanos que aparecieron a fines del siglo XIX hasta las últimas obras de un cierto interés publicadas en aquellas fechas.

Cuando me planteé la estructura pensé que hablar de esas creaciones sin mostrarlas era lo mismo que hablarle a ciegos, por lo que creí que no hacer un audiovisual sería un fiasco para quien asistiese al acto y por ello se recurrió a un par de fotógrafos profesionales para que convirtiesen en diapositivas lo que se deseaba exponer.

Se impartió un día de marzo. Asistieron únicamente unas doce o trece personas, pero teniendo en cuenta que unos días antes una persona de la calidad del profesor Aranguren, que se había opuesto al régimen de Franco sólo con su dignidad humana, había estado en ese mismo aforo y le había ido a ver solamente ocho, me pude dar por satisfecho.

Entonces estaba muy lejos de suponer que aquel trabajo lo iba a volver a repetir como “Las cincuenta…”, “Las treinta…” “Las mejores…”, etc., según la potestad de quien pedía la conferencia y el tiempo que se me concedía para darla, y la impartí tantas veces que casi llegué a odiarla.

Hace unos días, mirando mis viejos papeles escritos a bolígrafo en un cuaderno cuadriculado, ya que por aquel entonces, aunque parezca mentira, no existían casi los ordenadores, salió esta vieja conferencia y pensé que podía ser deseable volver a desempolvarla dándole un enfoque más actual y ampliándola hasta los más remotos balbuceos del medio y alargándola hacia el otro extremo temporal hasta los años más inmediatos.

Toda esta resurrección la ha producido la magia del escáner y la posibilidad del uso de los programas de retoque fotográficos que tenemos instalados en el ordenador, así como la existencia de los foros de Internet o la proliferación de blogs. Supongo que gracias a esto último esta combinación de texto e imagen va a tener mucha difusión en este único pase que en todas las veces juntas que la di.

Lo que es una pena es que Aranguren no viva ya para poder utilizar este medio y quitarse la espina de aquella ignorancia supina a la que lo sometieron mis conciudadanos. Pero, en fin, hay cosas que nunca tendrán remedio.

Estructura

El trabajo sobre Las mejores obras de la historia de los cómics no está limitado por un número concreto de imágenes, ya que el soporte a utilizar no precisa de límite temporal alguno, por lo que la estructura de serialización se va a producir a razón de una página cada dos o tres días junto a un texto explicativo que va a servir de comentario para acercarla más aún a quien no conozca una determinada obra.

La muestra se ha dispuesto en un orden cronológico, es decir, que cada página se verá entre las publicadas en su misma época, independientemente de que la historieta apareciese muchos años antes, con lo que la evolución seguida por el cómic será mostrada de una manera bien patente pero paulatina, con orden, a la par que daremos un repaso muy breve a la historia, el arte, la política y la cultura de los siglos XIX, XX y a la generada en estos pocos años que consideramos como los orígenes del aún recién nacido siglo XXI.

Justificación

Puede que denominar a este trabajo con ese título sea un tanto subjetivo por tres razones:

En primer lugar por el desconocimiento que tiene quien suscribe de toda la producción mundial relativa a los cómics que se viene publicando desde hace ya más de ciento ochenta y tantos años, una labor imposible como puede suponerse, lo que lleva a que tan sólo se hayan podido seleccionar una serie de obras difundidas en nuestro ámbito geográfico, lo que supone una merma considerable del material a elegir.

En segundo término, el hecho de que exista un límite al número de obras a exponer en este trabajo presupone que puedan quedar fuera muchas otras igualmente válidas.
En tercer lugar, habría que decir que cualquier trabajo humano queda encuadrado en los límites de la opinión personal de quien lo hace, con lo que la subjetividad en este caso alcanza cotas realmente inabarcables que sólo pueden ser minimizadas por el criterio seguido al hacer la selección.

Para ésta se han tenido en cuenta otros tres puntos que le dan una cohesión posible:

El primer criterio atiende a la importancia concedida a la obra a lo largo de los años, pero puede ocurrir que por el academicismo de una historieta, no tenga ninguna página especialmente relevante aunque la obra en conjunto sí lo sea.

El segundo hace referencia a la importancia de la página en sí. Sería el caso diametralmente opuesto. Es decir, que una obra correcta puede tener alguna página memorable debido a la planificación, el ritmo narrativo, la innovación que aporte en el uso del lenguaje, etc.

En tercero alude a la vinculación de una página u obra con un hecho destacado que puede tener carácter histórico, político, cultural, anecdótico o de cualquier otra índole.

Objetivos

Hace unos años publiqué un artículo en el número 8 de Mea culpa, de Gregorio Lorente, un fanzine modesto en su hechura pero grande como pocos, un artículo en el que me quejaba de que cualquier medio de expresión o comunicación de masas ha tenido un pasado artístico que es posible rastrear aún, ya que tanto en el campo del cine o la literatura, por citar un ejemplo, es posible acceder a los clásicos para conocer los orígenes o su pasado esplendente. Sin embargo, en el de los cómics casi no es posible hacerlo dado que los grandes clásicos no se reeditan nunca o en el peor de los casos permanecen inéditos. Por tanto, con un panorama así, la historia de los cómics y sus muchos valores difícilmente puede ser conocida en toda su amplitud, aunque sólo sea a grandes rasgos.

Este trabajo pretende acercarse a aspectos y obras magistrales de este medio a quien quiera perder unos minutos de su tiempo, pero como se decía en el comentario a la estructura, su conjunto está basado en la subjetividad y por ello, la exposición de todas estas maravillosas imágenes que vamos a ver en los próximos meses van a ser mostradas con el mayor grado de modestia que el espíritu humano pueda consentir.

Pido, así, vuestro apoyo, vuestras correcciones, vuestras opiniones y la crítica negativa, o en su defecto la aquiescencia, para todo cuanto se diga aquí, porque del diálogo que surja nos enriqueceremos todos.

José Antonio Ortega Anguiano 

4 Comments

  1. Isabel
    Posted 3 de octubre de 2006 at 6:09 pm | Permalink

    ¿Podeis ayudarme? Estoy trabajando en una investigación sobre la imagen que se ha dado del mito de la Atlántida en el còmic y me sería útil todo el material que me pudierais aportar.

    Gracias

  2. José Antonio Ortega Anguiano
    Posted 21 de marzo de 2007 at 1:05 am | Permalink

    Siento haber leído tu mensaje pidiendo ayuda tan tarde, Isabel.
    No recuerdo que el mito de la Atlántida haya sido muy tratado en la comicgrafía. Así, de momento, y tras hacer un esfuerzo por recordar, tan sólo me acuerdo de una aventura de las tiras diarias de los años cincuenta de Flash Gordon, de Dan Barry, que se haya acudido a la mítica ciudad descrita por Platón. Encontrar hoy esta historieta es difícil, aunque Planeta de Agostini está pensando en la reedición de las tiras diarias que realizó este autor a partir de 1950 para el King Features Syndicate.
    Lo siento. Después de responderte tarde, tampoco te he ayudado mucho.

    Saludos.

    Josantonio

  3. Posted 13 de mayo de 2008 at 6:17 pm | Permalink

    ola k tal mira sera q m puedes ayudar lo k pasa es q me dejaron investigar las 5 mejores historietas de los 90 no se si tu me puedas ayudar

  4. Posted 13 de mayo de 2008 at 6:19 pm | Permalink

    ola soy d nuevotrate de q no pase 2 dias por favor esk me urje

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*