Bromas telefí³nicas

Las bromas telefónicas, como tantas otras cosas, son hilarantes mientras que uno no se encuentra en el centro de la trama. Cuando ocurre lo contrario, la cosa cambia, y buen ejemplo de ellos son los cinco mp3 que os dejo a continuación. Son las conversaciones más hilarantes que he encontrado por la red. Muchos las conoceréis ya, pero si las dejo aquí es porque, últimamente, hablando con varios amigos, no las habían escuchado, así que por si las moscas, allá van:

La Boa audio.jpg
La mejor broma telefónica que he escuchado nunca. Y no es que el planteamiento sea genial, pero es que la víctima colabora desde el primer segundo. Un señor que regala cachorros de perros y gatos la emprende a insultos con un supuesto interesado en conseguir uno para dárselo de merienda a su boa. Impagable.

El chalet audio.jpg
Después de la anterior, cualquier cosa pierde gracia. Pero esta otra es también muy buena. Un gancho que se hace pasar por cliente de una agencia inmobiliaria y al que no hay forma de entender.

Luis Moya pide un taxi audio.jpg
La broma del chalet elevada a la enésima potencia. Un pretendido Luis Moya (copiloto de Carlos Sáinz) intenta pedir un taxi. No hay forma de que la pobre telefonista entienda dos palabras seguidas. Roza la perfección de la boa.

El entierro audio.jpg
No es una broma excesivamente graciosa, no es para llorar de risa, y además el gancho lo hace muy mal. Pero la historia es buenísima. Hay que prestar especial atención al conocimiento de los ritos funerarios mundiales que pone la víctima. ¿Tú crucificarías a tu padre?

El fibergrán audio.jpg
Y para terminar, aunque no es una broma, y aunque no creo que quede español sin haberlo escuchado, este archivo tiene que estar en cualquier selección de humor de la red. Carlos Pumares, cuando presentaba lluvia de estrellas en Onda Cero (yo lo escuchaba todos los fines de semana, porque me encantaba), antes de que Sardá lo convirtiera en otro de sus peleles, se desespera con una oyente que no es capaz de escribir el nombre "fibergrán".

Espero que sirva para que paséis un buen rato. Por cierto, que estos archivos han sido descargados de internet, y no he encontrado ningún copyright, ni nada por el estilo, pero que si lo hay, melodigan 😉

Alberto Alvarez-Perea

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*