De Oscars

Sólo quedan tres días para que se abran las puertas del Kodak Theater para la ceremonia de la LXXVII ceremonia de los Oscars. Es por ello que aprovecho para hacer una breve crítica de tres de las películas candidatas. Tres géneros, tres títulos y 12 posibles estatuillas:

Los Increíbles
Poco se puede decir de esta maravilla que no se haya escrito ya. En mi opinión, la mejor película de Pixar hasta la fecha, y un ejemplo más de lo que pierde Disney al no renovar el contrato con la filmográfica de Steve Jobs.

La película nos cuenta una historia que suena, por supuesto, a los 4F, pero también a otros grandes del género como los X-Men. Bob Parr, Mr. Increíble, vive una tediosa vida retirado de su oficio de superhéroe. Sus hijos y su mujer, la antigua Elastigirl, no consiguen hacerle olvidar su pasado, así que no puede evitar volver a entrar en acción cuando una misteriosa voz femenina le propone una misión.

Los Increíbles nos ofrece aquello a lo que Pixar nos tiene acostumbrado: una maravilla de la técnica (no os perdáis el modelado de detalles como el pelo o las texturas de la ropa), una gran dosis de humor y unos personajes que encandilan de igual manera a mayores y pequeños.

IMDb:
The Incredibles

El Hundimiento
De vez en cuando, uno tiene la oportunidad de asistir a la proyección de una joya. Esa es la sensación con la que uno sale del cine después de haber visto El Hundimiento.

Esta producción alemana, que parece basarse en las declaraciones de la última
secretaria personal del Führer, nos cuenta los últimos días de vida del
III Reich, y las luchas intestinas que se dieron de manera simultánea
en la cúpula alemana. Como no podría ser de otra forma, la figura de Hitler recibe una especial atención. Cada gesto, cada paso, el parkinsonismo, e incluso la voz en la versión original han sido estudiados detenidamente y contribuye a que muchas veces creamos estar viendo una cámara oculta, más que una película.

De El Hundimiento se ha ensalzado el trabajo de maquillaje y se ha destacado su documentación histórica. Todo eso está ahí, y gran parte de su éxito radica, sin lugar a dudas, en que los actores verdaderamente parecen ser aquellos que interpretan. Sin embargo, no he escuchado nada que hable acerca del buen gusto con el que recrean la toma de Berlín o los sucesos que ocurren dentro del búnker que serviría como última morada a Hitler, pasajes en los que sería sencillo caer en el morbo y la chabacanería. En todo el filme no aparece una gota de sangre que no deba estar ahí, ni un cadáver de más. La escenografía es probablemente el punto más fuerte de toda la película.

No cabe la menor duda de que estamos ante el rival que podría arrebatar el Oscar a Mar Adentro, y es que pocas películas pueden presumir  de hacer que nos entristezcamos ante la muerte de una de las personas más odiadas en la historia de la Humanidad.

IMDb: Der Untergang

Descubriendo Nunca Jamás
Y, finalmente, le toca el turno a la nueva película de Johnny Depp, que pude disfrutar ayer mismo. Dirigida por Marc Foster, la factoría Disney vuelve a uno de sus grandes éxitos, Peter Pan. Para ello, adapta la obra de teatro de Allan Knee The Man Who Was Peter Pan, en la que se relata libremente la amistad de James Barrie, creador del personaje, con la familia que le inspiró para escribir su historia. Aunque haya sido producida bajo el sello Miramax, bien podría haber sido una de las películas de Walt Disney Pictures. Y es que la película, a pesar de estar basada en hechos reales, rebosa fantasía y magia, como otrora hicieran las de Disney.

Kate Winslet borda el papel, y lo mismo ocurre con Freddie Highmore, que es la revelación en su papel de Peter. Pero la película no deja de ser un vehículo de lucimiento de Johnny Depp, y no lo digo en tono despectivo. Es él quien hace creíble a Barrie, es quien nos presenta a un señor que abandona a su mujer por una viuda (que en la vida real no era tal, sino que seguía casada cuando conoció a Barrie) y hace que lo consideremos justo. Sea como sea, lo cierto es que ni Peter Pan ni su creador serán lo mismo después de pasar por las manos de Johnny Depp.

Como anécdota, extraída de la IMDb, parece ser que en realidad, mientras que James Barry escribía la obra, nació el quinto hijo de la Sra. Davies. Su hija, Laura Duguid, aparece en la película interpretando a una de las actrices de la obra.

IMDb: Finding Neverland

Alberto Alvarez-Perea

 

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*