Otra de lecturas

Cartas Desde El Infierno de Ramón Sampedro
En el año del triunfo de Mar Adentro, la figura de Ramón Sampedro ha vuelto a acaparar el interés del público y la prensa. Para aprovechar el tirón, Sogecine ha autorizado una nueva edición del libro que publicase el poeta y filósofo gallego. En él, Sampedro comparte con el lector sus pensamientos más íntimos mediante su rima y su prosa. Además, lo completa con una selección de cartas a amigos, curiosos y personalidades, en las que explica repetidamente el porqué de su lucha y los fundamentos entológicos que le llevan a estimar oportuna la legalización de la eutanasia. Para hacerlo más interesante, la familia del difunto ha permitido que se añada al libro un epílogo consistente en la carta que recibieron el día de la muerte del autor.

Los textos de Sampedro son una lectura interesante, independientemente de lo que pensemos acerca del "derecho a morir". Además, su estructuración en cartas y textos cortos permiten dejar y retomar el libro en cualquier momento sin el riesgo de perder el hilo. Los poemas, cuentos y fábulas alcanzan en su mayoría gran belleza. El problema está en las epístolas. Una vez que has leído varias, el resto no hace sino repetirse. El gallego repite una y otra vez los mismos argumentos para justificar la eutanasia, algo que llega a hacerse tedioso.

Cartas Desde El Infierno es un libro esencial para aquellos interesados en el debate sobre la eutanasia y la figura de Sampedro, pero incluso para ese grupo, entre los que me incluyo, puede ser complicado terminar el tomo.

Ángeles Y Demonios de Dan Brown
Hay quien usa el anglicismo best-seller de manera peyorativa. Pues bien, este es uno de esos casos en los que dicho significado está justificado.

Aunque la trama y el desenlace están mejor planteados que el celebrado El Código DaVinci, la documentación deja muchísimo que desear, siendo aún peor que la del otro. Decir que el Papa sólo puede ser elegido entre los miembros del Cónclave, o situar El Éxtasis De Sta. Teresa de Bernini en la piazza del Tritone, demuestra que ni siquiera se ha molestado en consultar a un sacerdote o un plano de Roma.

Para pasar un par de días entretenidos, el libro está bien, pero sabiendo y teniendo bien claro que no se trata más que un remedo de ciencia-ficción mezclado con el género policíaco.

Alberto Alvarez-Perea

One Comment

  1. Posted 22 de febrero de 2005 at 10:20 pm | Permalink

    Me gustan tus reseñas de los libros… saludos

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*