El Escorpión

escorpion.jpg

Estos días que estoy pasando en casa, he tenido tiempo de repasar una de las obras más interesantes del cómic europeo actual. Se trata de la serie El Escorpión de Desberg y Marini. Y digo interesante porque se trata de un tebeo mestizo, al igual que su protagonista. Veamos a lo que me refiero:

Los cuatro álbumes que, hasta ahora, componen la colección, están protagonizados por una especie de Indiana Jones barroco con notables influencias de Dumas y sus mosqueteros que busca reliquias para la burguesía y la nobleza italianas. El Escorpión, que se llama así por una marca de nacimiento que lleva en la espalda, se ve sumergido, sin buscarlo, en las más oscuras tramas del Vaticano debido a su "inexplicable" enemistad con el Cardenal Trebaldi.

Esta obra es uno de los pocos casos en los que tanto el guión como el dibujo contribuyen de igual forma al éxito de la fórmula. Y es que, si bien los guiones de Desberg amalgaman a la perfección los mitos populares y sus referentes literarios y cinematográficos, no serían nada si no se viesen apoyados por un dibujo de excepcional calidad como el de Marini. La línea clara y ágil, que mezclan la influencia americana, japonesa y europea, tiene un nervio que a ratos recuerda al maestro Ambrós. Por otro lado, el color contribuye a crear la atmósfera y a esa sensación de estar leyendo un antiguo códice que embarga a quien se acerca a la obra.

Recomiendo, pues, a todos los que leáis este texto que os hagáis con las aventuras del Escorpión, un personaje que en unos años se ha convertido en un clásico del cómic mundial.

Más información: La Guía Del Cómic

Alberto Alvarez-Perea

One Comment

  1. Albuerita
    Posted 8 de febrero de 2005 at 9:06 am | Permalink

    Y los que no podamos (o queramos ) hacernos con un ejemplar de las aventuras del Escorpión, tampoco debemos preocuparnos, porque seguro que tarde o temprano ,los carentes de imaginación guionistas de Hollywood , acabarán adaptándolo al cine, como lo están haciendo con todo comic editado.

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*