Las Normas De La Casa De La Sidra

Las Normas De La Casa De La Sidra

Hacía tiempo que quería volver a la casa de la sidra. La historia de Homer Wells y el Dr. Willbur Larch me dejó muy buen sabor de boca cuando la vi en el cine, y su banda sonora me ha acompañado desde que la descubriera a principios de mi segundo año en Pamplona.

Se nos cuenta la historia de un huérfano que, en el hospicio donde fue abandonado, aprende el arte médico de manos del ginecólogo que está al cargo de la institución. Éste practica abortos de forma ilegal, lo que le enfrenta a su pupilo que, cuando tiene la oportunidad de salir a conocer mundo, no se lo piensa dos veces y parte hacia una plantación de manzanas donde comprenderá las enseñanzas de su maestro.

Cuando vi por primera vez la película era aún residente del Colegio Mayor Belagua, y allí hablaban horrores de ella, sin haberla visto, por su presunto posicionamiento pro-abortista. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Este filme nos plantea el horror del aborto, el drama que supone para los implicados en este tipo de intervenciones… pero a la vez da la mejor respuesta a aquellos que hablan de ilegalización: "si no lo hago yo, otro lo hará, alguien que no tenga ni idea".

Esta tesis levantó bastante revuelo en ciertos sectores de Hollywood (ya sabemos lo puritanos que son los americanos para cierto tipo de cosas). Así que John Irving se vio obligado a pasearse con su novela arriba y abajo durante mucho tiempo hasta que consiguió producir la adaptación. Al margen de la polémica que esta idea pueda generar, de lo que no cabe duda es de que Michael Caine interpreta uno de los mejores papeles de su carrera en esta película y de que la banda sonora es de las más bellas de los últimos tiempos. Esos dos motivos, unidos a una historia deliciosa son más que suficientes para animarse a ver la adaptación, ganadora de dos Oscars y nominada a cinco más.

Ahora me voy a dormir, así que dejadme que os desee "¡Buenas noches, príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra!"

IMDb: The Cider House Rules

Alberto Alvarez-Perea

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*