¿Qué ocurre en el Partido Popular?

¿Qué te pasa, Mariano?

En el Partido Popular algo falla. Ya no es que sigan empeñados en que se les haya robado unas elecciones mediante un "atentado teledirigido", como afirmó ayer el Sr. Zaplana sin ningún tipo de complejos. Es que hay algo que se les escapa de las manos. Esa uniformidad y disciplina de la que tanto hacen gala no existe. Ha desaparecido, y más se asemeja a Izquierda Unida que a las milicias en las que lo quiso convertir José María Aznar.

Hoy en Elche se ha vuelto a liar durante la elección del compromisario provincial. Los partidarios de, una vez más, Zaplana han propiciado la intervención policial, el arresto de varios militantes y la custodia judicial de las urnas. Es el, por ahora, último episodio de una serie de luchas intestinas por el poder, que ya se diera en Madrid y en Galicia. Vuelve a quedar en evidencia la presunta condición demócrata de un partido en el que para que las cosas salgan bien, sólo debe haber un candidato por elección.

A todo esto hay que añadir la indiscreción de Rajoy que parece empeñado en ocupar el papel que tan bien interpretase Trillo en lo que a payasadas y frases pintorescas se refiere. "Ni el tato" asistió a la última Cumbre Íberoamericana. Y, si bien es cierto que el Gobierno le está sacando tres pies al gato, no lo es menos que el presidente de los populares ha debido guardar su socarronería para otros temas. Quizás la culpa del poco interés de la cumbre la tenga el ínfimo papel que la comunidad íberoamericana ha tenido en los ocho años de gobierno de su partido.

Y para rematar la faena, siempre nos queda Aznar, que sigue diciendo por ahí que España es un país de antiamericanos y que es una alegría que el presidente Bush vaya a meter a los rojos en cintura. En vez de usar su influencia para arreglar las relaciones entre el viejo y el nuevo imperio, debe estar mondándose de risa al ver que el embajador español no ha asistido a la reunión convocada por Condoleezza Rice con los representantes europeos.

En definitiva, el Partido Popular no va por buen camino, y la crisis amenaza con seguir agravándose. Parafraseando a Rajoy, debo decir que, si no son capaces de mantener la coherencia dentro de su partido, ¿cómo pretenden gobernar un país?

Alberto Alvarez-Perea

One Trackback

  1. By Moonshadow »De traidores y homosexuales on 27 de abril de 2005 at 11:27 pm

    […] uales

    Siempre creo que el Partido Popular no puede volver a sorprenderme, que su conducta desde que perdieran las elecciones de 2004 no puede ir más allá, pero hoy han vue […]

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*