Oviedo

Vista de la Catedral

Hoy se entregan los premios Príncipe de Asturias, lo que garantiza infinitas imágenes de Oviedo en televisión. Las vistas de la Catedral, el Parque San Francisco o el Hotel Reconquista me han recordado las visitas que he hecho durante los dos últimos años a la capital asturiana.

Oviedo es una de las ciudades más bellas que conozco. El centro mantiene su estructura medieval y muchos de los edificios datan de esta época. Pasear por sus calles hace que uno se sienta un privilegiado por estar pisando el mismo suelo que recorrieran guerreros, reyes y clérigos de otra época. Como dijo Woody Allen, Oviedo "es como un cuento de hadas, y además con Príncipe".

A todo esto hay que añadir un ambiente nocturno de excepción casi a diario: la calle gascona es la de las sidrerías, mientras que la calle Cimadevilla y, en general, el casco antiguo, alojan pubs, bares y discotecas de una enorme diversidad de estilos, lo que convierte a Oviedo en una de las ciudades más cosmopolitas del norte peninsular.

Volviendo al aspecto cultural (también presente en muchos de los pubs oveteneses), no se puede salir de Oviedo sin visitar el Monte Naranco, y ver el palacio y la iglesia prerrománica que sirvieron de casa y capilla a los primeros reyes de Asturias.

No perdáis la oportunidad de visitar una de las más bellas ciudades de España, cuna de la España moderna… porque como dicen los asturianos "España es Asturias y el resto tierra reconquistada".

Recomendación: Si queréis disfrutar más de la visita a Oviedo, os recomiendo que leáis Los Clamores De La Tierra de Fulgencio Argüelles. La editorial Suma de letras la ha editado en su colección Punto de Lectura en formato bolsillo por poco más de 6 euros. Es una novela histórica ambientada en el reinado de Alfonso II, el Casto, el fundador de Oviedo.

Alberto Alvarez-Perea

Post a Comment

Your email is never shared. Required fields are marked *

*
*